Es bien sabido que México es uno de los países en donde más se trabaja en todo el mundo. No solo hablamos de los pocos días de asueto oficiales que existen en nuestro país, sino también de largas jornadas laborales, que en algunas ocasiones pueden superar las 12 horas.

Esto, por supuesto, afecta a los trabajadores, quienes llegan a casa prácticamente sin energías, y con el único pensamiento de descansar para trabajar al día siguiente. Pero ¿te has puesto a pensar que podría haber una forma de acortar el tiempo que pasas en la oficina?

Así es, y es que el estar diez o más horas en el trabajo, no necesariamente implica que las personas estén realmente trabajando. Es en este rubro cuando entran temas como “el ir por un café”, “salir a fumar” o simplemente el llegar y saludar a decenas de personas antes de sentarte en tu lugar y comenzar a trabajar.

Todas estas actividades te quitan tiempo de productividad, y si te pones a contar el tiempo que pasas haciendo cada una de esas cosas, puedes darte cuenta que evitándolas, podrías ahorrarte más de una hora al día, con lo que saldrías más temprano y podrías disfrutar de mayor tiempo libre.

Por supuesto, el trabajo muchas veces es cansado y necesitas unos minutos de descanso para la mente, pero debes aprender a administrar tu tiempo para que no te vuelvas dependiente del mismo. Hay momentos para todo, y dejar trabajo hasta el final por una plática de media hora con el compañero, puede resultar en salir más tarde, enfrentar el tráfico y perder tiempo de calidad ya sea en familia, en el gimnasio o con los amigos.

Si administras mejor tu tiempo en la oficina, te darás cuenta que por mucho trabajo que tengas, siempre existe la posibilidad de ser más eficiente y gozar de más momentos libres para ti.